JABONES NATURALES ELABORADOS DE FORMA ARTESANAL. BUENOS PARA TI, BUENOS PARA EL PLANETA.

El mundo en que vivimos puede ser un lugar mejor. Todos somos parte del problema, pero con gestos como utilizar un jabón natural o hacer nuestro propio jabón, también estamos siendo parte de la solución.

APRENDE A HACER TU PROPIO JABÓN, ES FÁCIL, CUIDARÁS TU PIEL, Y LA DIVERSIÓN ESTÁ GARANTIZADA.


13 de marzo de 2011

Aceite esencial de Pomelo




Nombre científico: Citrus racemosa

Parte de la planta: Cáscara de los frutos 

Método de extracción: Prensado en frío 

Origen: Francia

Color: Amarillo pálido

Nota: Media- Alta


Aroma: Dulce aroma fresco a cítricos, ligeramente amargo

Combina bien con: Aceites cítricos, romero, ciprés, lavanda, geranio, cardamomo y aceites especiados. 

Descripción Botánica: El árbol de pomelo era originario de Asia pero ahora se cultiva también en los Estados Unidos, Francia, Brasil e Israel. Es un árbol grande , de 10 metros de altura y de hojas brillantes y flores blancas. El fruto el grande, de color amarillo pálido con carne blanca.

Componentes: Limonero, paradisiol, neral, geraniol, citronelol entre otros. 

En el ambiente: Refesca y eleva el espíritu. Puede funcionar como revitalizante para el agotamiento. 

En la piel: Es bueno par la piel grasa y par el cabello. Tonifica y limpia la piel. Puede ser utilizado para combatir la celulitis. Tiene un alto contenido en vitamina C. Muy utilizado como acondicionador astringente de la piel. También se utiliza en tratamientos para la celulitis.

En terapia: Revitalizante, útil para personas que padecen trastorno afectivo estacional. Antidepresivo.

Historia: Las diferencias entre los frutos del pomelo blanco y rosa son pocas. La diferencia de precios se debe a que hay más producción de pomelo rosado debido a que es más dulce que la variedad blanca.

Precauciones: No usar antes de las exposiciones a los rayos solares, puede provocar fotosensibilidad. Evitar durante el embarazo. No utilizar en niños menores de 2 años. Sólo para uso externo. No utilizar sin diluir. No utilizar en ojos ni mucosas. 

Algunos usos

En los jabones: Los aceites esenciales se añaden en la traza, teniendo en cuenta que ésta no supere los 60º, para que no se volatilice y pierda propiedades. Podemos añadirlo sólo o mezclado con otros aceites esenciales. El total de aceites esenciales es aproximadamente del 3% del peso total del jabón. 

Nota: Artículo elaborado con fines informativos. No tomar como recomendación o consejo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada