JABONES NATURALES ELABORADOS DE FORMA ARTESANAL. BUENOS PARA TI, BUENOS PARA EL PLANETA.

El mundo en que vivimos puede ser un lugar mejor. Todos somos parte del problema, pero con gestos como utilizar un jabón natural o hacer nuestro propio jabón, también estamos siendo parte de la solución.

APRENDE A HACER TU PROPIO JABÓN, ES FÁCIL, CUIDARÁS TU PIEL, Y LA DIVERSIÓN ESTÁ GARANTIZADA.


16 de junio de 2011

Aromaterapia y Aceites esenciales


La aromaterapia se basa en la utilización de los efectos terapéuticos, psicológicos y fisiológicos de los aceites esenciales, mediante la inhalación o aplicación en la piel.

Los aceites esenciales que hoy conocemos, fueron descubiertos por casualidad a principios de este siglo, por un químico francés llamado René-Maurice Gattefossé quien trabajaba en su laboratorio en la búsqueda de un nuevo perfume, al quemarse la mano, la introdujo en esencia de lavanda. Como pudo ver el alivio inmediato que esto le produjo, sumado a que posteriormente no le quedaban marcas de la quemadura, se sintió empujado a estudiar en profundidad las propiedades de los aceites, dando origen a la Aromaterapia.   

También durante la primera guerra mundial, esparciendo unas gotas de lavanda en los lugares donde estaban los heridos, a fin de contrarrestar el fuerte olor existente en esos sitios, aquellas heridas donde la esencia había caído, comenzaban a cicatrizar más rápidamente y las infecciones tendían a desaparecer. Así, su uso, como el de muchas otras esencias, fue muy difundido durante las dos guerras mundiales.  

La aromaterapia actúa, no sólo sobre un área determinada de nuestro ser, sino sobre todos los planos de la conciencia. Utilizando los aceites adecuados se pueden lograr beneficios a todos los niveles, físicos, mentales y espirituales. Los aceites esenciales actúan en el organismo por tres mecanismos. Al entrar en el cuerpo se combinan con hormonas y enzimas, provocando un efecto farmacológico. Como respuesta a esta interacción se produce un efecto fisiológico, que puede ser de estimulación, sedación o tonificación. La tercera acción afecta al ámbito de las emociones y sensaciones que se asocian al aroma del aceite esencial; es el efecto psicológico. 








Campo de aplicación de la aromaterapia  

La aplicación de aceites esenciales en la piel es especialmente beneficiosa, puesto que en ella suelen manifestarse las alteraciones de otros órganos y sistemas: desequilibrio hormonal, toxinas que se eliminan por la piel, alteraciones nerviosas o emocionales. Las esencias se difunden muy bien a través de la piel y llegan rápidamente a los capilares subcutáneos, desde donde se distribuyen a todo el organismo por la corriente sanguínea. Por ello se utilizan ampliamente en los productos cosméticos. 

La efectividad de los aceites esenciales se debe a que por vía cutánea, su absorción es excelente y a través del sistema linfático, llegan a todos los órganos. 



Métodos de aplicación de los aceites esenciales 


Masajes: Los aceites esenciales incrementan sus resultados usados en masajes ya que tienen la habilidad de penetrar profundamente en los tejidos de la piel y circular a través del cuerpo y la mente. Inhalando los vapores aromáticos se tiene un efecto inmediato y benéfico en la mente y las emociones. Usar de 10 a 12 gotas de aceite esencial por cada 30 ml. de aceite portador. En personas sensibles o con posibles alergias haga una prueba de piel 24 horas antes de usar el aceite de masaje. 



Baños: Un baño con aceites esenciales es una experiencia única para el cuerpo, la mente y el espíritu, una de las formas más efectivas de beneficiarse con la aromaterapia. Los aceites esenciales incorporados en agua caliente son absorbidos rápidamente por los tejidos del cuerpo y los vapores aromáticos son inhalados. Usar de 3 a 8 gotas de aceite. Diluya el aceite esencial en una cucharada de aceite vegetal antes de añadir al baño. En este método no use aceites que son potencialmente irritantes. 

Inhalaciones: Esta es la forma más fácil de obtener beneficios de los aceites esenciales, ya que consiste en inhalar la fragancia aromática de la botella o verter una gota sobre un pañuelo para olerla durante el día o sobre la almohada durante la noche.

Vaporizaciones: Benéficas para el sistema respiratorio en casos como el asma, la bronquitis o los resfriados. En un recipiente de agua hirviendo, poner de 4 a 8 gotas de aceite esencial por litro, deje enfriar un minuto, ponga su cabeza sobre el recipiente de manera que su cara quede a una distancia no menor a 20 cms. del recipiente y cubrir con una toalla cerrando cualquier entrada de aire. Los ojos deben permanecer cerrados mientras se inhala profundamente, se recomienda hacerlo de 1 a 10 minutos máximo, cada 4 hrs. Debe tener cuidado porque algunos Aceites Esenciales se deben usar en dosis menores. No se debe de hacer por mucho tiempo ya que las mucosas nasales pueden inflamarse y puede haber una obstrucción en sus conductos. 

Difusor: Una excelente manera de refrescar el aire, eliminar las bacterias del ambiente y promover la curación psíquica y emocional, creando una sensación de bienestar. Use de 4 a 6 gotas de aceite esencial en el depósito de agua del difusor. 

Spray: Añada unas gotas de aceite esencial en un recipiente rociador con agua purificada. Puede aromatizar una habitación con 100 ml. de agua ó alcohol poniendo de 15 a 30 gotas del aceite, ya sea relajante, equilibrante o reanimante, agítar muy bien y rociar la habitación. 




Popurrí: Se pueden perfumar con aceites esenciales las cestitas o bandejas con flores y frutos secos naturales, a los que se añaden unas gotas de la mezcla de aceites esenciales elegida. Perfuman y decoran la casa durante varios días




Velas: En velas aromáticas: cuando la vela lleva un tiempo encendida y tenga un círculo líquido alrededor de la llama, se colocan un par de gotas de aceites esenciales. Aquí no es necesario disolverlo previamente, ya que la cera de la vela es un magnifico diluyente.


Compresas: Según las circunstancias pueden utilizarse frías o calientes, frías para dolores producidos por golpes o una herida, hinchazón o bajar la fiebre, las calientes estimulan la circulación, abren los poros y alivian el dolor debido a causas internas como calambres, artritis y gota. Los Aceites Esenciales se vierten en agua (de 6 a 8 gotas por cada 100 ml. De agua, no mas porque pueden irritar la piel). 

Saunas y vapores: Sus principales funciones son las de liberar al organismo de toxinas y fluidos, esto se logra con una atmósfera caliente y húmeda que hace que aumente la circulación a la vez que se abren los poros. En un algodón se vierten de 8 a 10 gotas en total de uno o varios aceites que liberan sus moléculas aromáticas y circulan por el aire del baño de vapor, para el baño sauna se añaden 3 gotas por cada medio litro de agua que se vaya a verter sobre la fuente de calor, los aceites esenciales, habitualmente usados son el Eucalipto, Romero, Limón o una Sinergia Estimulante. 



Baños de pies: Son excelentes para relajar y refrescar los pies cansados y adoloridos, además que estimulan otras partes de nuestro cuerpo. Frotar los pies al mismo tiempo que están en remojo, ya que los aceites esenciales se absorben muy rápidamente por medio de los pies. Añada de 4 a 5 gotas de aceites esenciales o de alguna Sinergia Estimulante durante unos 10 minutos, en el caso de usar Aceites Esenciales de menta poner sólo 1 ó 2 gotas. 

En jabones: Los aceites esenciales se añaden en la traza, teniendo en cuenta que ésta no supere los 60º, para que no se volatilice y pierda propiedades. Podemos añadirlo sólo o mezclado con otros aceites esenciales. El total de aceites esenciales es aproximadamente del 3% del peso total del jabón. 


Cremas: Se pueden crear cremas con propiedades aromaterapéuticas. Añadiendo a las cremas base, según el problema a tratar, unas gotas de los aceites esenciales elegidos, y se revolverá la mezcla preferentemente con una varilla de vidrio. Hay que tener en cuenta que los aceites agregados a las cremas no se mantienen más de tres semanas, por lo que esa será la vida útil de la crema. Es preferible que una vez preparada, se guarde el envase en el frigorífico.


Precauciones

  • No ingerir los aceites. 
  • Use los productos sólo de forma externa.
  • Usar siempre diluidos y en las concentraciones mínimas recomendadas. 
  • Si tiene dudas no lo utilice. 
  • Realice pruebas de tolerancia antes de utilizarlos.
  • No acercar a ojos ni mucosas.
  • Mantener alejado de los niños y las mascotas.
  • Conservar en un lugar fresco y seco, alejados de focos de calor y de la luz.
  • Si hay síntomas de reacciones alérgicas, suspender y consultar al médico.
  • Las personas con alguna enfermedad deben consultar al médico antes de usar ningún aceite esencial.

Nota: Artículo elaborado con fines informativos, no tomar como recomendación o consejo.
Las fotografías de éste artículo han sido obtenidas de la red, si el autor lo solicita, las retiro enseguida.


(Volver a la Tienda de materiales)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada