JABONES NATURALES ELABORADOS DE FORMA ARTESANAL. BUENOS PARA TI, BUENOS PARA EL PLANETA.

El mundo en que vivimos puede ser un lugar mejor. Todos somos parte del problema, pero con gestos como utilizar un jabón natural o hacer nuestro propio jabón, también estamos siendo parte de la solución.

APRENDE A HACER TU PROPIO JABÓN, ES FÁCIL, CUIDARÁS TU PIEL, Y LA DIVERSIÓN ESTÁ GARANTIZADA.


13 de marzo de 2011

Aceite esencial de Clavo





Nombre científico: Syzygium aromaticum 

Parte de la planta: Hojas

Método de extracción: Destilación por vapor

Origen: India

Color: Marrón claro 

Nota: Media 


Aroma: Dulce, picante, amaderado, nota fresca frutal 

Combina bien con: esencias cítricas, lavanda, salvia, rosa, vainilla, ylang-ylang y otros aceites especiados. 

Descripción Botánica: Es una especie originaria de Asia tropical que se cultiva hoy en día en África oriental, Madagascar y el Caribe. Es un árbol de hoja perenne delgado que crece hasta 12 metros de altura. Al comienzo de las lluvias, aparecen los brotes, que son golpeados y se venden secos. 

Componentes: eugenol (80-90%), aceteugenol, cariofileno, óxido de cariofileno, entre otros. 

En el ambiente: Se considera afrodisíaco, estimula la mente y la memoria, mejora la respiración, ayuda a superar los estados de agotamiento, aunque en dosis excesivas puede ser soporífero. Aleja los insectos. 

En la piel: En cosmética se emplea para añadirlo a jabones y perfumes. Es antiséptico y analgésico, se emplea en compresas para luxaciones, favorece el sueño, Debido a su efecto localmente anestésico, desinfectante y cicatrizante la esencia de clavo es utilizada por los dentista. Muy adecuado para ser incluido en lociones bucales y pastas de dientes. 

En terapia: Internamente es útil para los trastornos digestivos y previene las enfermedades infecciosas. Es útil para aliviar la debilidad física y mental. Terapéuticamente se utiliza para enfermedades pulmonares, en labores de parto, artritis, reumatismo, dolores musculares, entumecimientos, infecciones virales y bacterianas, para mejorar la circulación, malestares respiratorios, desordenes del sistema inmunológico y lupus. 

Historia: El nombre de "clavo de olor" proviene de la palabra latina clavus, ya que el eje y la cabeza del brote del clavo se asemeja a un clavo. El clavo de olor y la nuez moscada eran muy valorados en Europa en los siglos XVI y XVII, se dice que valían su peso en oro.

Precauciones: Emplear siempre bien diluido en proporciones no mayores al 1%. Puede causar dermatitis, alergia o irritación. Es irritante en mucosas. Evitar durante el embarazo. No utilizar en niños menores de 2 años. Sólo para uso externo. No utilizar sin diluir. No utilizar en ojos ni mucosas. 

Algunos usos

En los jabones: Los aceites esenciales se añaden en la traza, teniendo en cuenta que ésta no supere los 60º, para que no se volatilice y pierda propiedades. Podemos añadirlo sólo o mezclado con otros aceites esenciales. El total de aceites esenciales es aproximadamente del 3% del peso total del jabón. 

Nota: Artículo elaborado con fines informativos. No tomar como recomendación o consejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada