JABONES NATURALES ELABORADOS DE FORMA ARTESANAL. BUENOS PARA TI, BUENOS PARA EL PLANETA.

El mundo en que vivimos puede ser un lugar mejor. Todos somos parte del problema, pero con gestos como utilizar un jabón natural o hacer nuestro propio jabón, también estamos siendo parte de la solución.

APRENDE A HACER TU PROPIO JABÓN, ES FÁCIL, CUIDARÁS TU PIEL, Y LA DIVERSIÓN ESTÁ GARANTIZADA.


13 de marzo de 2011

Aceite esencial de Mandarina


Nombre científico: Citrus reticulata

Parte de la planta: Cáscara de los frutos maduros 

Método de extracción: Presión en frío 

Origen: Italia

Color: Naranja

Nota: Alta 



Aroma: Dulce y fresco olor a cítricos florales 

Combina bien con: otras esencias cítricas, neroli, y aceites especiados como nuez moscada, canela y clavo.

Descripción Botánica: Miembro de la familia de la naranja, aunque más pequeños que los árboles de naranja. Tiene pequeñas hojas verde brillante y frutos muy dulces de color naranja. 

Componentes: limoneno, metilantranilato, geraniol, citral y citronelal entre otros. 

En el ambiente: Su aroma es muy efectivo para combatir el insomnio, calma la hiperactividad, ayuda en el síndrome de estrés post trauma, depresión, equilibra estados de ánimo y tranquiliza a personas autistas. Este aceite esencial es uno de los favoritos para ambientar negocios porque transmite optimismo a los cliente. Popularmente le han llegado a llamar el aceite de la alegría. 

En la piel: Antiséptico, relajante, calmante, antimicótico. Desprende un olor suave y sutil, y se aconseja para añadir al baño de los niños y a los tratamientos rutinarios del cuidado de la piel. En heridas, rasguños, alopecia, irritación del cuero cabelludo. El aceite de mandarina es calmante, revitalizante y tonificante. Contribuye a mejorar la circulación y por tanto, es un buen ingrediente para los aceites y lociones corporales. Con unas gotitas en el baño se consigue que éste sea más revitalizante y también resulta efectivo en casos de insomnio y tensión nerviosa. 

En terapia: Se utiliza para eliminar líquidos, para disminuir la celulitis, ayuda en dolores musculares y espasmos, calma arritmias y taquicardias, la acidez estomacal, balancea el metabolismo, calma la fibromialgía y la fatiga crónica, y agregando unas gotas en baños de asiento alivia las hemorroides. En Francia se utiliza como remedio seguro para los niños en casos de indigestión. 

Historia: Se dice que el nombre proviene de que era un regalo tradicional para los Mandarines de China. Originaria del sur de China y el Lejano Oriente, fue traído a Europa en 1805 y a EEUU en los años cuarenta.

Precauciones: No se debe aplicar antes de la exposición al sol, puede causar manchas en la piel si se utiliza antes de exponerse a los rayos UV o solares. No utilizar en niños menores de 2 años. Sólo para uso externo. No utilizar sin diluir. No utilizar en ojos ni mucosas. 

Algunos usos

En los jabones: Los aceites esenciales se añaden en la traza, teniendo en cuenta que ésta no supere los 60º, para que no se volatilice y pierda propiedades. Podemos añadirlo sólo o mezclado con otros aceites esenciales. El total de aceites esenciales es aproximadamente del 3% del peso total del jabón. 

Estrías: Diluir, 2 ml de aceite de germen de trigo, 10 ml de aceite de almendras, 1 gota de lavanda, 1 gota de mandarina y 1 gota de nerolí. Usar diariamente.

Nota: Artículo elaborado con fines informativos. No tomar como recomendación o consejo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada