JABONES NATURALES ELABORADOS DE FORMA ARTESANAL. BUENOS PARA TI, BUENOS PARA EL PLANETA.

El mundo en que vivimos puede ser un lugar mejor. Todos somos parte del problema, pero con gestos como utilizar un jabón natural o hacer nuestro propio jabón, también estamos siendo parte de la solución.

APRENDE A HACER TU PROPIO JABÓN, ES FÁCIL, CUIDARÁS TU PIEL, Y LA DIVERSIÓN ESTÁ GARANTIZADA.


12 de marzo de 2011

Aceite de Cade de enebro. Propiedades y usos en jabones y cosmética.



Nombre científico: Juniperus oxycedrus 

Sinónimos: También llamado alquitrán de enebro o brea.

Método de extracción: Pirogenización (forma de combustión lenta) de la madera

Descripción del aceite: Líquido muy espeso de color marrón oscuro, casi negro, con un aroma ahumado y balsámico que recuerda a la trementina.

Descripción botánica: Es un arbusto de hoja perenne con largas agujas de color oscuro y bayas de color marrón-negro del tamaño de avellanas. Crece en zonas pedregosas de montaña, a gran altura.

Historia: Originario del sur de Francia, ahora común en toda Europa y África del Norte. En la antigüedad se quemaba para evitar epidemias. También se usó en el Antiguo Egipto como purificador en las ceremonias 

Componentes activos: muy rico en terpenos, pineno, cardineno, guayacol, cresol, entre otros. 

Propiedades y usos: Entre sus propiedades se incluye: analgésico, anti-microbiana, anti-prurítico, antiséptico, fungicida, desinfectante y parasiticida. 

En los jabones: No se utiliza como aceite saponificado. Se añade en la traza como "sobreengrasado".

En la piel: El aceite de Cade se utiliza a menudo como un ingrediente de linimentos y pomadas para las enfermedades crónicas de la piel, como el eccema, la psoriasis, dermatitis, trastornos parasitarios y varios tipos de tiña. Se utiliza diluido en algún aceite de masaje. 

En el cabello: Constituye un buen remedio para algunos problemas del cuero cabelludo como el exceso de grasa, la caspa e incluso los piojos. Se puede añadir unas gotas del aceite de Cade al champú. 

Precauciones: solo para uso externo. Evitar contacto con ojos, boca y mucosas porque es muy irritante. Incluso diluido puede causar alguna irritación en pieles sensibles. No mantener el uso durante más de cuatro semanas, para evitar daños por acumulación.

Conservación: Guardar en un lugar fresco, seco y resguardado de la luz. 

NOTA: Artículo elaborado con fines informativos. No tomar como recomendación o consejo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada