JABONES NATURALES ELABORADOS DE FORMA ARTESANAL. BUENOS PARA TI, BUENOS PARA EL PLANETA.

El mundo en que vivimos puede ser un lugar mejor. Todos somos parte del problema, pero con gestos como utilizar un jabón natural o hacer nuestro propio jabón, también estamos siendo parte de la solución.

APRENDE A HACER TU PROPIO JABÓN, ES FÁCIL, CUIDARÁS TU PIEL, Y LA DIVERSIÓN ESTÁ GARANTIZADA.


12 de marzo de 2011

Aceite de Avellana. Propiedades y usos en jabones y cosmética






Nombre científico: Corylus avellana 

Método de extracción: Prensado en frío de la avellana sin cáscara. Hace falta en torno a 2,5 kilos de avellanas para extraer un litro de aceite. 

Descripción del aceite: De color amarillo claro-dorado. Olor muy suave, con ligera fragancia a avellanas tostadas. De fácil absorción en la piel, muy apropiado para masajes y aromaterapia. Ultimamente muy utilizado para fabricar cosméticos. 

Descripción botánica: Corylus avellana, Pequeño árbol de la familia de las betuláceas, que podemos encontrar casi por toda Europa, llegando hasta Asia Menor y el Cáucaso. No sobrepasa los 10 m. de altura, presentándose con frecuencia con porte arbustivo y tallas de 3-6 m de altura. Corteza pardo-grisácea o gris rojiza, lisa o algo resquebrajada en la parte inferior, agrietándose con los años.  

Historia: Existen exploraciones arqueológicas que demuestran que los hombres primitivos ya recolectaban este fruto y se alimentaban de él incluso en el periodo del Mesolítico. La avellana, planta sagrada para los germanos primitivos y con propiedades medicinales muy apreciadas en la antigua China, se cultiva en España desde el siglo XIII. Su comercio ya era regulado en la lonja de Barcelona desde el siglo XIII. Es un fruto tradicionalmente integrado en la dieta mediterránea.  

Índice de saponifación para hidróxido de potasio (KOH): 0,195 
Índice de saponifación para hidróxido de sodio (NaOH): 0,139 
Índice de Yodo: 97 

Composición:
  • Ácidos grasos Saturados:
    • Palmítico: 5%  
    • Esteárico: 3%  
  • Ácidos grasos Monoinsaturados:
    • Oleico: 75% 
    • Palmitoleico: 2%  
  • Ácidos grasos Poliinsaturados:
    • Linoleico: 15% 

Comportamiento de los ácidos grasos en la elaboración de jabones:

Láurico
Mirístico
Palmítico
Esteárico
Ricinoleico
Oleico
Linoleico
Linolénico


5
3

75
15

Dureza

Limpieza

Forma espuma

Forma espuma


Permanencia de la espuma


Acondicionamiento



Otros componentes: Esteroles, polifenoles, flavonoides, taninos, tocoferoles (vitamina E), vitamina A, miricitrósido (vit. P), calcio, magnesio y potasio. 

Propiedades y usos: El aceite de avellana es muy conocido por sus propiedades astringentes. Es muy penetrante y estimulante para el sistema circulatorio. 
  • Ayuda a tonificar y estirar la piel, y es aplicable para todo tipo de pieles, especialmente grasas o mixtas y la piel de los adolescentes.
  • No deja sensación grasa en la piel, muy utilizado como aceite de masajes. 
  • Lubrica y protege las pieles secas y dañadas, mejorando las cicatrices, estrías, labios agrietados, etc. 
  • Ayuda a cerrar los poros, no es comedogénico. Contiene sustancias protectoras, hidratantes y reguladoras de las glándulas sebáceas, por lo que es muy adecuado para el cuidado de la piel con tendencia grasa, dermatitis seborréica y/o acné. 
  • Protector solar, protege la piel de los rayos UV. 

En los jabones: Apropiado en recetas de jabones para pieles mixtas o grasas, también para jabones contra el acné. Aporta acondicionado al jabón.

En cosmética: Muchos productos de cosmética tienen entre sus componentes el aceite de avellana, ya sea en lociones, en cremas o en protectores solares. Empleado en todo tipo de preparaciones faciales, corporales y de manos. Apropiado para todo tipo de pieles, expecialmente las mixtas y grasas. No tapa los poros y regula la secreción sebácea, aportando humectación y suavidad a la piel. Evita las irritaciones y alergias. Muy nutritivo, utilizado incluso como aceite de día.  

Como aceite de masaje: Es más fluido que el de almendras, y penetra rápidamente en la piel, sin dejar sensación grasa. Combina bien con cualquier aceite esencial. Muy utilizado para masaje terapéutico.  

Para el cabello: Mejora los cabellos secos y estropeados, y los protege especialmente en climas áridos. Utilizado para regenerar el cabello, confiriéndole suavidad y brillo. 

Receta de mascarilla facial para pieles grasas: 
  • ½ cucharadita de aceite de avellanas 
  • ½ cucharada de aceite de jojoba 
  • 1 cucharada de arcilla verde natural 
  • 2 gotas de aceite esencial de limón 
Mezclar todos los ingredientes en un recipiente y aplicar sobre el cutis limpio, dejar actuar unos 10 minutos y retirar con abundante agua tibia. No dejar secar la mascarilla totalmente sobre la piel, ya que la arcilla la resecaría demasiado.

Nota: Artículo elaborado con fines informativos, no tomar como recomendación o consejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada