JABONES NATURALES ELABORADOS DE FORMA ARTESANAL. BUENOS PARA TI, BUENOS PARA EL PLANETA.

El mundo en que vivimos puede ser un lugar mejor. Todos somos parte del problema, pero con gestos como utilizar un jabón natural o hacer nuestro propio jabón, también estamos siendo parte de la solución.

APRENDE A HACER TU PROPIO JABÓN, ES FÁCIL, CUIDARÁS TU PIEL, Y LA DIVERSIÓN ESTÁ GARANTIZADA.


28 de noviembre de 2011

Nueces de lavado. Nueces de jabón.




Las nueces de lavado (llamadas a veces nueces de jabón) son las cáscaras de los frutos del árbol Sapindus mukorossio, que crece en India y Nepal. Utilizar las nueces de jabón son una alternativa ecológica a los detergentes convencionales, ya que se trata de un producto 100% natural, sin componentes químicos. 

Utilizar nueces de jabón para lavar la ropa y la limpieza doméstica, es dar un gran paso hacia un estilo de vida respetuoso con el planeta. Las nueces de jabón son un recurso sustentable y renovable: ayudan a detener la contaminación de nuestros ríos provocada por los detergentes tradicionales y reducen la cantidad de desperdicios provocada por los envases plásticos de los detergentes.

Durante los últimos años, se están cuestionando los efectos medioambientales respecto al uso de jabones tradicionales para el lavado de ropa. El uso de nueces de jabón ha comenzado a ganar gran popularidad en la conciencia ecológica de los consumidores americanos y europeos, que buscan alternativas naturales para el lavado de la ropa.

Historia: Las nueces de jabón han sido utilizas durante miles de años en la India, como un delicado pero efectivo método para lavar la ropa, la limpieza doméstica y para pulir joyas. De hecho, las nueces de jabón son el limpiador preferido para el lavado de muchas prendas de vestir y telas preciosas de la cultura india. 


Descripción botánica: El Sapindus mukorossi es un árbol de hoja caduca que se encuentra en estado silvestre en el norte de la India a alturas de 200 m a 1.500 m. También es conocido como árbol de jabón de nueces, uno de los árboles más importantes de las regiones tropicales y subtropicales de Asia. El tronco es recto y cilíndrico, de casi 4 a 5 metros de altura. El árbol puede alcanzar hasta 25 metros de altura durante sus 70 años de vida. Las flores, que aparecen en verano, son pequeñas y de color blanco verdoso. La fruta aparece en julio-agosto y madura en noviembre-diciembre. Estos son como nueces redondas de 2,5 cm de diámetro, carnosas, de color marrón amarillento. El fruto se recolecta durante los meses de invierno para la siembra o para su venta en el mercado como "nueces de jabón". 

En este vídeo de buysoapnuts se muestra la recolección y envasado de la nueces de jabón, cuyo proceso proporciona una renta para muchas familias de la India y Nepal.



La principal propiedad de estas “nueces de jabón” es la saponina, un agente tensioactivo natural, que se libera al entrar en contacto con el agua, produciendo una solución jabonosa (casi sin espuma) que limpiará la piel, el cabello, la ropa, la vajilla, etc. No contiene blanqueador, ni perfumes. 

Las nueces de lavado se pueden utilizar en varias ocasiones. Según la temperatura, las nueces sueltan más o menos saponina. De manera que las podremos utilizar hasta 3 veces, si las usamos a una temperatura de 30º; 2 veces, si usamos una temperatura de 60º; y sólo una vez si usamos 90º. Cuando las cáscaras sean muy finas y estén muy secas, será señal de que se ha agotado la saponina, y las utilizaremos para hacer jabón líquido. 


Ventajas de las nueces de lavado: 
  • 100% natural y ecológico, no contaminan el agua ni el ambiente. 
  • Antialérgico, recomendable para todas las personas y en especial para aquellas que sufran de alergias a sustancias químicas presentes en los detergentes tradicionales. 
  • La saponina cuida y limpia la piel, sin eliminar la capa natural de protección de la piel. 
  • Dejan la ropa suave, sin necesidad de utilizar suavizante. 
  • Protege la estructura de la prendas y cuida la ropa delicada, apto para cualquier tipo de tejido. 
  • Cuidan los colores, porque no contiene blanqueantes. 
  • Utilizadas como champú, dan brillo al cabello y elimina la caspa. 
  • Propiedades bactericidas y fungicidas.
  • Una vez usadas y agotadas sus propiedades, podemos triturarlas para elaborar abono y así reciclarlas de manera natural e idónea. 
  • Más económico que los detergentes convencionales. Un 1 kg de nueces puede durar 2-4 lavados por semana durante un año. 

Algunos usos: Además de su uso más frecuente como alternativa natural de detergente para la ropa, las nueces de jabón pueden ser usadas para una gran variedad de tareas domésticas y de higiene personal.
  • Detergente para la ropa y la vajilla. 
  • Champú para mascotas. 
  • Jabón líquido para manos y cuerpo. 
  • Champú con propiedades anticaspa. 
  • Detergente para todo: cristales, automóvil, hogar, etc. 
  • Insecticida biológico para plantas. 
  • Repelente de insectos en animales. 
  • Limpieza de metales preciosos y joyas. 



Modo de empleo: Podemos utilizar las nueces de lavado al natural o cociendo las nueces para preparar un jabón liquido.

Las nueces como detergente para la lavadora o lavavajillas: Colocar en una bolsita de tela o un calcetín fino, 6 o 7 mitades de nueces y poner en el tambor de la lavadora junto con la ropa. Si se prefiere, se pueden poner previamente en remojo con agua caliente. No es conveniente llenar demasiado la lavadora. 

Como no tienen perfume, podemos añadir a la bolsita unas gotas del aceite esencial que nos guste. También se puede añadir un poco de agua perfumada en el depósito del suavizante. No es necesario utilizar suavizante, la ropa queda suave.

Es recomendable, si el tipo de ropa lo permite, poner la temperatura entre 30º y 60º. Si se quiere lavar con agua fría, es mejor utilizar el jabón líquido concentrado (ver preparación más adelante). Para la ropa blanca se puede añadir un poco de percarbonato. 

Para el lavavajillas: Ponemos 3-4 cáscaras en el cesto de los cubiertos, y en lugar de utilizar abrillantador, podemos añadir un poco de vinagre. 

Elaboración de jabón líquido concentrado: Podemos elaborar jabón líquido a partir de nueces nuevas. Cocemos 20 ó 30 mitades de nueces (mejor un poco trituradas) en 1 litro de agua durante 15 minutos. Debemos usar una cacerola bastante grande para dejar espacio para la espuma. Dejamos enfriar y filtramos el líquido con un colador fino o una gasa. Guardar en una botella y conservar en el frigorífico durante 15 días. Se puede utilizar para todos los usos que hemos explicado anteriormente. 

Modo de empleo como champú: Podemos lavarnos el cabello con el jabón líquido. Cada persona utilizará la concentración que sea más adecuada a su tipo de cabello. Masajear el cabello y el cuero cabelludo con el jabón líquido hasta que haga un poco de espuma y enjuagar con abundante agua. Mucho cuidado que no entre en contacto con los ojos ni mucosas, si esto ocurre enjuagar con abundante agua. 

Conservación: Las nueces no caducan. Se deben dejar secar antes de guardarlas. Conviene guardar las nueces en una bolsa o caja cerrada, en un lugar seco, para que no absorban la humedad y se pongan pegajosas y difícil de manejar. 

Precios: 
  • 1 kilo de nueces de jabón: 15 €
  • 500 gr de nueces de jabón: 8 €
  • 250 gr de nueces de jabón: 5 €
Pedidos: calendula.jabonesymas@gmail.com
Ir a la Tienda

3 comentarios:

  1. Hola Lourdes, yo llevo utilizando las nueces de lavado muchos años, las compraba por internet, y yo estoy muy contenta de los resultados pues además de no dañar el medio ambiente salen muy económicas pues yo las utilizo hasta para bañar a mis perritos.
    Sobre todo os las recomiendo para lavar la ropita de los bebés, os evitareis alergias y picores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. muy interesante la entrada, me gusta tu blog, aqui te dejo otro blog muy interesante

    http://www.canelaylimonjabones.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Estupenda informacion y compartir no las conocia.
    un beso

    ResponderEliminar