JABONES NATURALES ELABORADOS DE FORMA ARTESANAL. BUENOS PARA TI, BUENOS PARA EL PLANETA.

El mundo en que vivimos puede ser un lugar mejor. Todos somos parte del problema, pero con gestos como utilizar un jabón natural o hacer nuestro propio jabón, también estamos siendo parte de la solución.

APRENDE A HACER TU PROPIO JABÓN, ES FÁCIL, CUIDARÁS TU PIEL, Y LA DIVERSIÓN ESTÁ GARANTIZADA.


12 de marzo de 2011

ARCILLAS: Arcilla verde. Arcilla roja. Arcilla blanca. Arcilla amarilla. Arcilla rosa.



Las arcillas son compuestos complejos de diversas sustancias minerales naturales. Hay varios tipos de arcilla según la estructura y composición, y sus efectos biológicos son diferentes. Posee propiedades terapéuticas innegables, que justifican el éxito de su uso empírico hasta la actualidad. Se impregna de sol, agua y aire y se convierte en un poderoso agente regenerativo.

 PROPIEDADES GENERALES POR VÍA LOCAL: 
  • Cicatrizante
  • Detergente
  • Antiséptica
  • Antiinfecciosa
  • Antimicótica
  • Antiinflamtoria
Estas propiedades van a depender del tipo y color de la arcilla. Se obtienen muy buenos resultados combinando la arcilla con remedios de fitoterapia, aceites esenciales, extractos o con sal marina.

ARCILLA VERDE

Composición: Los materiales arcillosos presentes son dos minerales en cantidades parecidas, una caolinita (mineral arcilloso triclínico con dos capas, rico en aluminio, tipo arcilla blanca) y una illita (mineral triclínico de tres capas). Su color es debido a los óxidos de hierro ferroso y de magnesio. Es muy rica en oligoelementos. Según en el medio en que se encuentra varía la riqueza de sus elementos (agua del mar, agua de río). 


Propiedades para la piel:

  • Antiséptica: destruye los agentes patógenos sin agredir los tejidos sanos lindantes. 
  • Cicatrizante: por su contenido en sílice, aluminio y zinc regenera los tejidos y suaviza las cicatrices. 
  • Absorbente: efecto drenante en infecciones purulentas, absorbe los edemas. 
  • Sedante: Posee una acción calmante en dolores locales o generales de origen inflamatorio o traumático. 
  • Remineralizante: transmite al organismo las sales minerales necesarias para su equilibrio biológico. 


Aplicaciones de uso externo: Absceso, acné, furunculosis, quemaduras, queloides, eccema, psoriasis, herpes, sabañones, onicomicosis, estrías, celulitis, aftas, artritis, artrosis, mialgia, dorsalgia, lumbalgia, ciática, osteoporosis, traumatismos y contusiones, tendinitis. En cosmética natural se usa en formulaciones para cabellos y pieles mixtas y grasas. Para dermatitis. En mascarillas para pieles con acné y para pieles fatigadas y envejecidas. 


ARCILLA ROJA 


Composición: De composición similar a la arcilla verde, su coloración se debe a óxidos de hierro y cobre.

Propiedades: Es más grasa y menos absorbente que la arcilla verde. Se usa vía externa. 

Aplicaciones de uso externo: En cosmética natural se usa en cabellos y pieles mixtas, grasas y en cuperosis. También para tratar problemas como abscesos, acné, aftas, celulitis, contusiones, callos, eccema, furúnculos, dolores musculares, herpes, pies fríos (problemas circulatorios), transpiración excesiva, prurito y psoriasis entre otras. 


ARCILLA BLANCA O CAOLIN

Composición: Por su estructura es comparable a la arcilla verde, pero más rica en aluminio y más pobre en cuanto a oligoelementos, no contiene fósforo ni cloro ni zinc. Es una arcilla lavada por las aguas de lluvia y de arrastre, de ahí su color. 

Propiedades: Exfoliante, nutriente y relajante. Tiene un poder absorbente más débil que la arcilla verde, debido a que contiene menos iones. Tiene la particularidad de tener un pH ácido (pH 5 en lugar de pH 7 de la arcilla verde) lo que la hace más aceptable para ciertos organismos. 

Aplicaciones de uso externo: Se utiliza en productos de belleza para cabellos y pieles secas y sensibles. Debido a su alto porcentaje de aluminio, también es cicatrizante y antiarrugas. Tiene propiedades exfoliantes. También se utiliza para tratar problemas como abscesos, psoriasis, alopecia, quemaduras, queloides, cicatrices, cuperosis, eccema y seborrea entre otras. 


ARCILLA AMARILLA 

Composición: Está formada por partículas muy finas compuestas de óxido de hierro férrico (xantosiderita), que contribuye a su coloración. No contiene ni manganeso, ni zinc, ni aluminio, ni cloro. Es rica en hierro y potasio. Esta arcilla es interesante por su porcentaje en hierro y su ausencia de aluminio. 

Propiedades: Se usa para problemas óseos, en caso de fatiga intensa, combinando con la arcilla verde.

Aplicaciones de uso externo: Absceso, cicatrices, eccema, urticaria, úlceras, furúnculos, herpes, aftas, artritis, artrosis, luxación, distensión muscular, dolores articulares, fragilidad capilar. En cosmética natural se utiliza para pieles grasas y mixtas. 


ARCILLA ROSA 

Composición: Elaborada con 2/3 partes de arcilla blanca y 1/3 parte de arcilla roja. Guarda las sales minerales de sus orígenes. Como las arcillas blanca y roja, contiene sílice, aluminio, hierro, magnesio, sodio, fósforo, potasio, calcio. 

Propiedades: Cicatriza, desinfecta y suaviza debido a los oligoelementos. Se usa por vía externa. La calidad de absorción es la misma que en las otras arcillas. Debido a su suavidad se emplea en epidermis frágil, deshidratada, delicada, como la piel del bebé. Es elegida para preparar productos de belleza, en especial mascarillas 

Aplicaciones de uso externo: Ojeras, eccema, eritema, mascarilla para pieles secas, muy secas, frágiles y deshidratadas.



Tabla de composición comparativa de los diferentes tipos de arcilla

Composición de minerales en porcentaje (%)
Componentes
Verde
Roja
Amarilla
Blanca
Sílice
50.6
63.15
48.00
48.30
Cloro
0.011
--
--
--
Calcio
9.2
0.01
0.26
trazas
Magnesio
2.25
0.05
0.22
0.22
Aluminio
14.1
--
--
36.10
Hierro
4.8
0.54
1.84
0.90
Sodio
0.18
--
--
0.04
Potasio
4.02
0.36
1.10
1.45
Fósforo
0.12
0.08
0.06
--
Oligoelementos en ppm g por una tonelada
Zinc
99
--
--
--
Cobre
28
--
--
--
Cobalto
20
--
--
--
Molibdeno
1.23
--
--
--
Selenio
0.150
--
--
--
Manganeso
0.00448
--
--
--



FORMAS DE ADMINISTRACIÓN DE USO EXTERNO

Compresas: es preferible sobretodo en los comienzos, cuando se teme una reacción Secundaria a las cataplasmas o en caso de lesiones infectadas. Se impregna una compresa con una mezcla muy fluida (menos arcilla y más agua) se aplica sobre la zona a tratar cubriéndose con una tela seca. En general, es suficiente aplicarla entre media hora y una hora, exceptuando la noche que se puede dejar varias horas.

Mascarillas: en los casos de acné.

Lavativas y ducha vaginal: se utiliza arcilla en polvo. Desleír cuatro cucharadas soperas de arcilla por litro de agua tibia. Son muy útiles en caso de colitis, lombrices intestinales, micosis vaginales e inflamaciones locales (vaginitis, cervicitis, metritis).

Empolvado: se recomienda la arcilla ultrafina para el empolvado de los bebés: la acción desinfectante unida a su capacidad de regeneración rápida de los tejidos la hace irremplazable, incluso en los tratamientos de ulceraciones como el eccema, la psoriasis,... (el talco raramente es natural).


Jabones: Añadir en la traza, previamente disueltas en un poco de agua caliente.



Jabón con arcilla verde y árbol de Té
Jabón de afeitar con arcilla blanca 

Jabón de rosa mosqueta y arcilla roja



OTROS EJEMPLOS DE TRATAMIENTOS Y FORMULACIÓN CON ARCILLA ASOCIADA A FITOTERAPIA

Acné: Limpiar la cara con una leche limpiadora de arcilla blanca. Aplicar una loción para reducir los poros dilatados. Aplicar una mascarilla de arcilla verde dos o tres veces a la semana.

Cabellos con tendencia grasa: Mascarilla capilar. Decocción de hojas de Ortiga blanca (Lamium album) y corteza de Quillaia saponaria en 1l de agua. Dejar enfriar la decocción y mezclar con 500g de arcilla en polvo hasta obtener una pasta espesa y lisa. Aplicar la pasta en el cuero cabelludo durante 30 minutos. Enjuagar abundantemente, lavar con champú especial para cabellos grasos de arcilla verde y aceites esenciales como el romero si hay caída de cabello.

Cabellos con tendencia seca: Mascarilla capilar. Aplicar, una vez por semana, aceite de enebro en el cuero cabelludo y dejar actuar toda la noche. Por la mañana preparar una pasta de arcilla blanca espesa. Aplicar directamente encima del aceite de cade, dejar actuar 1 hora y aclarar. Lavar con un champú suave (arcilla y tilo) o con uno de aceite de cade. Aclarar abundantemente.

Cansancio: Baño estimulante. Útil después de un cansancio intenso o para preparar una competición. Decocción de 200 gr de romero y 200 gr tomillo. Añadir al agua de baño (39ºC) con 500g de arcilla roja. Tomar un baño de 20 minutos, dos o tres veces a la semana como máximo.

Celulitis: Baño adelgazante. Añadir al agua del baño (38 - 39ºC) y dejar reposar 15 minutos: - Un paquete de arcilla roja de 300g 
- 60ml de hojas de hiedra (Hedera helix), en extracto fluido 
- 60ml de flores de malva (Malva silvestris), en extracto fluido 
- 60ml de flores de reina de los prados (Filipendula ulmaria), en extracto fluido. 
Duración: 20 minutos. Al salir, envolverse en un toalla y tumbarse para mantener la transpiración durante 20 minutos. Ducharse con agua fresca y frotar las zonas celulíticas con guante de crin.

Contusión sin herida: Cataplasma. 300 - 600g de arcilla roja (según la zona a tratar) Decocción de 20g hojas de árnica (Arnica montana), 20g de sumidad florida de hisopo (Hyssopus officinalis) en 500ml de agua, dejar enfriar. Añadir la decocción a la arcilla para preparar la pasta. Aplicar directamente en la zona. De 2 a 4 emplastos al día, durante una o dos semanas.

Cuperosis: Mascarilla. Preparar la pasta con agua mineral y 50 - 100g de arcilla blanca, 2 gotas de AE ciprés, 2 gotas de AE de mandarina. Aplicar una capa de unos 5mm de espesor. Dejar actuar de 20 a 30 minutos. Enjuagar con agua tibia. Aplicar 2 o 3 veces a la semana, como máximo.

Eccema. Para calmar la inflamación y el prurito: Decocción de saúco (Sambucus nigra), aplicar compresas en la zona afectada, de 15 a 30 días. Se puede alternar con lavados con agua arcillosa (arcilla verde), al día siguiente lavar con agua de saúco. Tratamiento de 15 días a 6 meses.

Olores corporales: Espolvorear con arcilla blanca las partes del cuerpo afectadas.

Piel seca y sensible:  Mascarilla de arcilla blanca con salvado de avena molido, aceite de germen de trigo, aceite de almendras dulces y extracto de tilo o caléndula. 

Psoriasis: Aplicar en las zonas más inflamadas cataplasmas de decocción de saúco (Sambucus nigra) con arcilla verde. Tomar baños de unos 500g de arcilla verde con decocción de saúco, 4 veces a la semana durante 1-2 meses.





Esta documentación tiene una función meramente informativa. En ningún caso representan recomendaciones de tratamientos ni deben considerarse como tales. Texto extraído del artículo:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada