JABONES NATURALES ELABORADOS DE FORMA ARTESANAL. BUENOS PARA TI, BUENOS PARA EL PLANETA.

El mundo en que vivimos puede ser un lugar mejor. Todos somos parte del problema, pero con gestos como utilizar un jabón natural o hacer nuestro propio jabón, también estamos siendo parte de la solución.

APRENDE A HACER TU PROPIO JABÓN, ES FÁCIL, CUIDARÁS TU PIEL, Y LA DIVERSIÓN ESTÁ GARANTIZADA.


12 de marzo de 2011

Aceite de Rosa mosqueta. Propiedades y usos en jabones y cosmética




Nombre científico: Rosa rubiginosa, Rosa canina

Método de obtención: Prensado en frío de las frutas de las flores

Descripción del aceite: El aceite posee un hermoso color, desde amarillo anaranjado hasta rojizo, con su suave y agradable olor característico de las semillas de donde se obtiene. Viscoso, de fácil absorción, sin dejar sensación de grasa.

Descripción botánica: Arbusto salvaje de hasta 3 metros de altura que crece en regiones de clima lluvioso y frío. Sus tallos y ramas están cubiertos de espinas y sus flores son blancas y rosadas, a veces con pigmentación amarilla, de 3 a 6 centímetros de diámetro con numerosos estambres. El fruto es de forma ovoidea, de 1,5 a 2,5 cm. de diámetro, de color bermellón, presentando externamente cascarilla de 1 a 3 milímetros de espesor y en su interior de 15 a 20 semillas de las cuales se extrae el aceite.

Historia: La rosa mosqueta es una planta salvaje de origen oriental, conocida en Europa desde hace muchos siglos. En un principio fue valorada por sus espinas, que eran utilizadas como una valla natural contra los intrusos. Hoy en día su cultivo está muy extendido por muchas partes del mundo, especialmente en Chile. Este aceite ha sido utilizado durante generaciones por los indios andinos que reconocían sus beneficios para el cuidado de la piel.





Índice de saponificación para hidróxido de potasio (KOH): 0,188
Índice de saponificación para hidróxido de sodio (NaOH): 0,134 
Índice de Yodo: 180

Composición:
  • Ácidos grasos saturados 
    • palmítico: 4% 
    • esteárico: 3% 
  • Ácidos grasos monoinsaturados 
    • oleico: 16% 
  • Ácidos grasos Poliinsaturados 
    • linoleico: 44% 
    • alfa-linolénico 33%

Comportamiento de los ácidos grasos en la elaboración de jabones:

Láurico
Mirístico
Palmítico
Esteárico
Ricinoleico
Oleico
Linoleico
Linolénico


4
3

16
44
33
Dureza

Limpieza

Forma espuma

Forma espuma


Permanencia de la espuma


Acondicionamiento



Otros componentes: También contiene: tocoferoles naturales, carotenos (beta-caroteno y licopeno) y vitaminas A, E y C. Cabe destacar la presencia de ácido transretinoico ó tretinoína natural, responsable del efecto regenerador cutáneo.

Propiedades y usos: Es un gran regenerador de los tejidos por lo que es un aceite excelente para la piel madura, seca, irritada o erosionada. La aplicación continuada del aceite de rosa mosqueta ayuda de manera efectiva a atenuar cicatrices y arrugas y a prevenir el envejecimiento.
  • Se redistribuye la pigmentación eliminando manchas de la piel como melasmas, cloasmas y lentigos.
  • Realiza acciones preventivas y correctivas al fotoenvejecimiento y cáncer cutáneo por exposición a las radiaciones solares, activando la autogeneración de melanina. 
  • La vitamina E, vitamaina A y ácidos grasos esenciales que contiene, promueven el aumento de elastina y de colágeno, ayudando a la regeneración celular. También se han obtenido buenos resultados en el tratamiento de la psoriasis.

En los jabones: Para garantizar intactas sus propiedades se suele utilizar en el sobreengrasado. Aporta al jabón propiedades regenerantes, anti-arrugas, hidratantes, y persistencia en la espuma. Añadiendo un poco de arcilla rosa en la traza, elaboramos un excelente jabón desmaquillante para pieles secas.

Aceite corporal: Para el cutis, cuerpo y manos. Usar después del baño o ducha, en el agua del baño, después del depilado rasurado, como base de maquillaje, después de la mascarilla, por la noche antes de acostarse con la piel limpia. Un masaje con aceite de rosa mosqueta también sirve para después de una exposición al sol, u otros agentes externos como el viento y el frío que resecan profundamente la piel. 

Aceite Base de masaje: Se está convirtiendo en un aceite muy popular entre los terapeutas de masaje por sus propiedades curativas de la piel y porque acepta muy bien la aromatización con aceites esenciales. Se suele utilizar diluido en otro aceite base en un 10%. 

En cosméticos: Su riqueza en ácidos grasos esenciales poliinsaturados le otorga propiedades excepcionales. Así, su acción regenerante permite luchar eficientemente contra las estrías y curar la deshidratación cutánea de todo tipo de pieles, especialmente secas. En cremas exfoliantes (un 5%) deja la piel limpia, fresca, suave, tersa y luminosa después del tratamiento. También elimina las manchas cutáneas en tratamientos a largo plazo. 

Para el cuidado del cabello: Con la ayuda de un algodón, aplicar generosamente el aceite en las raíces y por todo el cuero cabelludo, dando ligeros toque para que penetre mejor. Dar un suave masaje con los dedos. Envolver la cabeza con un plástico o toalla, dejar actuar 2 -3 horas. Posteriormente lavar con el champú habitual. 

Otros usos: Las embarazadas lo utilizan en pechos y abdomen durante el último trimestre de gestación para evitar la aparición de estrías. 

Precauciones: En altas concentraciones, el Aceite de Rosa Mosqueta puede agravar el acné. 

Conservación: Guardar en un lugar fresco, seco y resguardado de la luz. 

NOTA: Artículo elaborado con fines informativos. No tomar como recomendación o consejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada